CERTIFICADOS ENERGÉTICOS SEGOVIA Y MADRID

CERTIFICADO ENERGÉTICO SEGOVIA MADRID

CONTACTO + IDEAS + PROPUESTAS
loscertificadores@gmail.com












lunes, 16 de septiembre de 2013

CONSEJOS PARA ALQUILAR O COMPRAR UNA VIVIENDA. Los Certificadores. Certificados Energéticos en Madrid y Segovia.




Si estás pensando en alquilar o comprar una vivienda debes tener en cuenta los siguientes consejos antes de tomar la decisión adecuada. Lo más importante de todo es que el propietario o agente inmobiliario está obligado por ley a enseñarte el certificado energético de la vivienda que estás visitando. Las multas por mostrar una vivienda sin certificado van de los 300 a los 600 euros.



1- Cuando visites la vivienda que quieres comprar o alquilar no te fijes sólo en el número de habitaciones y cuartos de baño que tiene. Observa si al entrar en la vivienda huele a humedad, comprueba si hace mucho frío o calor para la época del año en la que te encuentras y el tipo de calefacción que utiliza.



2- Es importante observar el espesor de los muros de la fachada para saber si está bien aislada. Pregunta siempre el año de construcción de la casa: Si es anterior a 1980 casi con total seguridad no tendrá aislamiento térmico en la fachada y por tanto, consumirá mayor energía para la calefacción en invierno y el aire acondicionado en verano. El espesor razonable para un muro de fachada de ladrillo es de 24 a 30cm. Tienes derecho a conocer una memoria de calidades de los materiales con los que se construyó el edificio y si tiene aislamiento térmico en las fachadas (es más fácil de obtener cuanto más reciente sea el año de construcción del edificio). No tengas vergüenza de tomar notas de todos estos imrpescindibles durante tu visita a la vivienda.



3- Cuanto más antigua sea la vivienda mayor probabilidades tendrás de necesitar reformas en las cañerías, la instalación de calefacción y agua caliente o la sustitución de ventanas. Al pedir el certificado energético de la vivienda que estás visitando consulta las últimas páginas en las que debe aparecer el presupuesto de las mejoras de la vivienda. Así podrás hacerte una idea de lo que te costaría reformarla, para sumárselo al presupuesto final de la compra. Comprar una ganga muy antigua puede hacer que te salga más cara si necesita ser reformada de arriba a abajo.


4- Evita comprar una vivienda que tenga radiadores o calderas eléctricas. Son las que más energía consumen y por tanto ceden mayor cantidad de CO2 a la atmósfera aumentando el efecto invernadero sobre el planeta. Los radiadores eléctricos se instalaban antes de los años 80 porque no necesitaban tuberías (menos obra-menos gasto para el constructor) y porque existía la tarifa de acumulación nocturna que era más barata que la tarifa de día y permitía acumular la energía durante la noche para cederla a lo largo del día siguiente. Actualmente esa tarifa ya no existe y resulta un sistema muy caro y poco eficiente.




5- Comprueba que existe una toma de gas natural en el patio interior de la vivienda en caso de necesitar cambiar la calefacción y el agua caliente de la vivienda. De lo contrario habría que poner de acuerdo a toda la comunidad para poder instalar la toma de entrada de gas en el edificio.



6- En las viviendas en bloque de pisos, si puedes elegir entre electricidad, gasóleo o gas natural para la calefacción y el agua caliente, elige el gas natural: es la energía más limpia de las tres y la más barata. Otra buena elección son todos los sistemas de calefacción centralizados, al compartir una misma caldera en todo el edificio se emplea menos energía en calentar el agua de cada vivienda y el mantenimiento es más barato al ser compartido entre todos los miembros de la comunidad. En viviendas aisladas, siempre que sea posible, las calderas de biomasa, leña o pellets son la mejor elección porque no consumen petróleo, causante de guerras y de contaminación atmosférica.



7- La antigüedad de los interruptores de la luz te dará una idea real de la calidad de la instalación eléctrica, comprueba si funcionan las luces de la casa y si necesitarían ser reformadas.


8- Es importante saber dónde está la lavadora, muchas viviendas antiguas no tienen espacio en la cocina para ella y se encuentran en el baño o en la despensa. Observa si la cocina está completamente equipada o si tendría espacio para colocar la lavadora, el horno, el frigorífico y el lavavajillas. Recuerda que debajo de la vitrocerámica se puede instalar un horno pero debajo del fregadero no es posible colocar ningún electrodoméstico.




9- Ten en cuenta que las ventanas son uno de los mayores agujeros por los que se escapa el calor de la casa, cuanto mejor sean las ventanas menos frío entrará en invierno y menos calor en verano. Observa que las ventanas tengan vidrio doble (se nota porque tienen una pieza metálica intermedia entre el vidrio interior y el exterior. Fíjate si las carpinterías están en buen estado y si tienen rotura de puente térmico. La rotura de puente térmico es una franja negra de goma que aparece a lo largo de toda la cara interna de la ventana. Has de abrir alguna ventana de la casa para comprobarlo.



10- Por último, antes de marcharte de la vivienda, píde al vendedor o al agente inmobiliario que te enseñe el certificado energético de la vivienda. No te conformes con que te diga la letra o una aproximación que el agente inmobiliario cree que tiene. Es su obligación por ley enseñarte el informe durante la visita de la casa. Con el informe en la mano podrás saber qué letra tiene la casa entre la A (para las más eficientes) y la G (para las que más energía consumen). Sabrás si consume mucha o poca energía para calentar la vivienda en invierno y lo que costarían las medidas de mejora para aumentar la eficiencia energética de la casa.



Las imágenes pertenecen a la película "The Money Pit" (Esta Casa en una ruina) de 1984.



  
Quizá también te interese:












No hay comentarios:

Publicar un comentario